Restablece EU sanciones económicas contra Irán

Estados Unidos, noviembre 5 de 2018. (COMUNICA).-Estados Unidos repuso el lunes estrictas sanciones contra Irán y amenazó con tomar más medidas para impedir que Teherán siga políticas "ilegales", una acción que la República Islámica calificó de guerra económica y que prometió desafiar.

Las medidas son parte de un intento más amplio del presidente estadunidense, Donald Trump, para frenar los programas nucleares y de misiles de Teherán y disminuir la influencia del país islámico en Oriente Medio.

"El régimen iraní tiene una opción: puede hacer un giro de 180 grados desde su curso de acción ilegal y actuar como un país normal, o puede ver cómo se desmorona su economía", dijo el secretario de Estado estadunidense, Mike Pompeo, a periodistas.

"Esperamos que sea posible un nuevo acuerdo con Irán", agregó.

"Tenga la seguridad de que Irán nunca se acercará a conseguir un arma nuclear en tiempos del presidente Trump", agregó.

El secretario del Tesoro estadunidense, Steven Mnuchin, dijo el lunes en un comunicado que la medida "debe dejarle claro al régimen iraní que se enfrentará a un creciente aislamiento financiero y a un estancamiento económico hasta que cambie fundamentalmente su conducta desestabilizadora".

Las sanciones apuntan a 50 bancos y filiales iraníes, más de 200 personas y embarcaciones del sector naval, y a la aerolínea nacional de Teherán, Iran Air, y a más de 65 de sus aviones, según el comunicado del Tesoro.

En respuesta, un alto funcionario iraní que se negó a ser identificado dijo que a Teherán no le preocupaban las sanciones y que no se sometería a las presiones para cambiar sus políticas.

Horas antes, el presidente Hassan Rouhani dijo que Irán seguiría vendiendo su petróleo pese a la "guerra económica" de Washington.

El ministro de Relaciones Exteriores iraní, Mohammad Javad Zarif, dijo que el "hostigamiento" de Estados Unidos era contraproducente porque aislaba más a Washington, en referencia a otras potencias mundiales que se oponen a la iniciativa.

La Unión Europea, que sigue apoyando el acuerdo nuclear del 2015, expresó su rechazo a la imposición de nuevas sanciones, mientras que China, un gran comprador de petróleo a nivel mundial, lamentó la medida.

El secretario de Estado estadunidense, Mike Pompeo, dijo que Washington otorgó exenciones a ocho países: China, India, Italia, Grecia, Corea del Sur, Japón, Taiwán y Turquía, lo que les permiten seguir comprando temporalmente petróleo iraní.

Y agregó que más de 20 países ya han recortado sus importaciones de crudo desde Irán, reduciendo las compras en más de un millón de barriles por día.

Con todo, Irán minimizó las preocupaciones por el impacto de las sanciones en su economía:

"Hoy el enemigo (Estados Unidos) está apuntando a nuestra economía (...) el objetivo principal de las sanciones es nuestro pueblo", dijo Rouhani.

"Estados Unidos quería reducir a cero las ventas de petróleo de Irán (...) pero continuaremos vendiendo nuestro petróleo (...) para romper las sanciones", agregó el presidente iraní ante economistas, en una reunión transmitida en vivo por la televisión estatal.
 
JCAC