La insuficiente capacidad de almacenamiento en México provoca el desabasto de combustible
La reserva sólo garantiza tres días de abastecimiento y ante la ausencia de inversión para construir infraestructura de almacenamiento, cada barril que sale de las refinerías o desembarca de los buques se tiene que comercializar casi inmediatamente.